17 C
cielo claro
Valencia
humidity: 73%
wind: 2 m/s WSW
H18 • L16
17 C
cielo claro
Alicante
humidity: 77%
wind: 2 m/s WSW
H17 • L17
InicioPolíticaCarmen Calvo no ha soltado el mando ni un solo día durante la baja para frenar a Pablo Iglesias

Carmen Calvo no ha soltado el mando ni un solo día durante la baja para frenar a Pablo Iglesias

Ha presidido todas las comisiones de subsecretarios, estuvo de guardia incluso en el hospital, ha paralizado la aprobación de la renta mínima y ha defendido la vuelta al trabajo

Carmen Calvo no ha dejado vacío su puesto, prácticamente en ningún momento, durante la baja médica por el coronavirus. Nadie le ha sustituido al frente de la Comisión de Subsecretarios y ha frenado desde su domicilio varias iniciativas de Pablo Iglesias y los miembros de Podemos durante la deliberación en el Consejo de Ministros.

La vicepresidenta primera ha anunciado este martes que ha superado el coronavirus y que, tras su convalecencia, se incorporará al trabajo de manera presencial. Calvo dio positivo en coronavirus el pasado 25 de marzo.

Tres días antes, el 22 de marzo, había sido ingresada en una clínica madrileña. El 26 salió del centro y ha continuado su recuperación en su domicilio durante 20 días. Inicialmente, el alta hospitalaria de Carmen Calvo zanjó el debate abierto sobre el papel de Pablo Iglesias en el Ejecutivo.

Hay que recordar que, mientras la vicepresidenta primera se encontraba ingresada, el vicepresidente segundo, de Unidas Podemos, podía haberse convertido en presidente del Gobierno si Pedro Sánchez hubiera quedado impedido por la enfermedad. Una circunstancia que inquietaba enormemente a la mayoría de ministros socialistas.

Un ensayo a 48 horas antes del ingreso

Pese a su alta hospitalaria, la duda era que iba a ocurrir con la Comisión General de secretarios de Estado y subsecretarios, que Carmen Calvo preside habitualmente a finales de cada semana previa a la celebración de los consejos de ministros de los martes.

La primera reunión telemática del órgano que filtra los contenidos que luego se elevan a la reunión del gabinete tuvo lugar el pasado 20 de marzo. Desde ese día dejaron de celebrarse en la sala que se halla en el llamado edificio INIA del complejo de La Moncloa. La experiencia telemática resultó satisfactoria.

Todo listo para dirigir desde el hospital

El ingreso de Carmen Calvo se produjo 48 horas después. Fuentes próximas a La Moncloa explican a Confidencial Digital que “todo había quedado técnicamente dispuesto para que la vicepresidenta pudiera controlar los asuntos que se debaten en el Consejo de Ministros, salvo que la baja le hubiera impedido ejercer sus funciones con normalidad”.

Pero Calvo se encontraba “preparada” para presidir de forma telemática desde la Clínica Ruber de Madrid, donde permanecía entonces ingresada, la Comisión de Subsecretarios previa al Consejo de Ministros del martes 31 de marzo.

Se puso al frente cuatro días después del alta

Sin embargo, según ha podido confirmar por fuentes próximas al Gobierno, no hizo falta. Calvo pudo presidir desde casa la reunión telemática de la comisión general de secretarios de Estado y subsecretarios a partir del lunes 30 de marzo para decidir qué asuntos y medidas se iban elevando a la mesa del Consejo de Ministros.

Así, la vicepresidenta volvió a tomar las riendas de la acción legislativa del Gobierno cuatro días después de recibir el alta hospitalaria, que se produjo el 26 de marzo.

Se da la circunstancia de que durante las cuatro jornadas que se mantuvo ingresada en la Clínica Ruber de Madrid no hubo convocatorias de la comisión de subsecretarios pese a celebrarse dos Consejos de Ministros extraordinarios esa semana el viernes 27 y el domingo 29 de marzo.

Evitar entregar el control del Gobierno a Iglesias

Con todo, fuentes de su entorno aseguran  que la número dos del Gobierno se ha encontrado en todo momento “físicamente en condiciones” de seguir controlando la gestión diaria a distancia.

No pasan por alto que esa circunstancia ha evitado a Pedro Sánchez un problema político de primera magnitud: entregar el control diario del Gobierno a Pablo Iglesias o haber tenido que puentearle y nombrar vicepresidenta primera provisional a Nadia Calviño o a Teresa Ribera, vicepresidentas tercera y cuarta, respectivamente.

Por otro lado, fuentes socialistas explican que la intervención de Calvo en las comisiones de subsecretarios durante su baja médica ha frenado, por ejemplo, la renta mínima impulsada por Pablo Iglesias y el resto de ministros de Podemos.

Ha resultado además un apoyo clave en la decisión de Sánchez de retomar la actividad económica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies