La Semana Santa llega a la Comunitat Valenciana con un tiempo que estará marcado por los cielos turbios debido a la presencia de polvo en suspensión y por unas temperaturas que irán en ascenso hasta el Viernes Santo y que, a partir del sábado, comenzarán a bajar. Es en ese momento cuando se espera la llegada de un episodio de lluvias y tormentas que ganará en intensidad el domingo y el lunes de Pascua.

Hoy empiezan las vacaciones de Pascua y el tiempo en Semana Santa en Valencia no parece que vaya a acompañar demasiado; de hecho, la previsión es que esté marcado por la inestabilidad atmosférica, que si bien dejará temperaturas agradables algunos días, también provocará posibles lluvias durante las jornadas festivas que estamos a punto de iniciar, según el pronóstico elaborado por la Agencia Estatal de Meterología (Aemet) para esta Semana Santa.

Para hoy, se prevén intervalos de nubes medias y altas tendiendo por la tarde a despejado. En puntos del sur de la provincia de València, se esperan intervalos de brumas o nubes bajas a primera hora del día y a última y las temperaturas se mantendrán, según Aemet. Para mañana viernes, el pronóstico de Aemet no descarta precipitaciones dispersas. En cuanto a las temperaturas, la agencia de meteorología prevé pocos cambios en València, donde esperan que asciendan las máximas, según ha detallado Aemet.

Chubascos probables

El fin de semana comenzará con una probabilidad de chubascos que podrían ir acompañados de tormentas ocasionales en la Comunitat, especialmente por la tarde. Las temperaturas diurnas bajarán en todo el territorio pero las nocturnas se mantendrán. En el caso del ‘cap i casal’, son probables las precipitaciones; de hecho, habrá hasta un 50 % de probabilidades de lluvia.

La semana terminará el domingo 4 de abril con posibles chubascos aunque de menor intensidad que el día anterior. El termómetro descenderá aún más en lo que se refiere a las temperaturas máximas. En la ciudad de València se espera que el mercurio se quede en los 20 grados, pero hay muchas probabilidades de que la lluvia afée la jornada.