15 C
cielo claro
Valencia
humidity: 67%
wind: 4 m/s ESE
H16 • L14
16 C
cielo claro
Alicante
humidity: 67%
wind: 3 m/s ESE
H17 • L15
InicioActualidadLa avalancha de ERTE en la Comunidad Valenciana desborda a la Conselleria de Economía

La avalancha de ERTE en la Comunidad Valenciana desborda a la Conselleria de Economía

Climent refuerza el departamento mientras la patronal se queja del retraso en los números de expediente para tramitar los subsidios. En la región los despidos temporales ya afectan a más de 187.000 trabajadores.

La cascada de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) presentados en la Comunidad Valenciana a raíz del cierre de negocios por la emergencia sanitaria ha colapsado los sistemas de trabajo de la Conselleria de Economía y Empleo, que es quien tiene que tramitar la documentación para validar estos procedimientos. La Ley estipula que la Administración dispone de cinco días para responder a la solicitud de ERTE y, en caso de no hacerlo, el silencio se considera positivo, por lo que las empresas que se acogen a este sistema de suspensión de empleo temporal están dando por cesada su actividad y mandan a todos sus empleados a casa hasta que reanuden el negocio.

El problema, según han denunciado fuentes de la patronal , es que la Generalitat ni siquiera está facilitando en muchos casos los números de expediente, por lo que sus empleados no podrá cobrar el paro desde el periodo en el que se inició el ERTE. Dicho de otro modo, y poniendo como ejemplo el cierre forzoso de los hoteles que en su mayoría se materializó a mediados de marzo, los trabajadores cobrarán la mitad del sueldo pero no percibirán este mes ninguna prestación por desempleo porque las empresas no pueden continuar con los expedientes al carecer una referencia que darle a la Seguridad Social. Esta cantidad se podrá percibir de manera retroactiva una vez se complete la tramitación.

Desde la Conselleria que dirige Rafael Climent aseguraron que los ERTE disponen de manera automática de un número de expediente, lo que pasa es que a las empresas no les aparece pero pueden utilizar referencias como su CIF para identificar el procedimiento. También aseguraron que aquellas que se regulan por causas de fuerza mayor su tramitación es automática, por lo que no se requiere ninguna documentación adicional.

Aún así, y en referencia al volumen de peticiones que se están tramitando, indicaron que se trata de una «situación y extraordinaria» y que «se trabaja contrarreloj», pero también señalaron que se está haciendo un sobreesfuerzo para tratar de cumplir los plazos incluso con turnos los fines de semana.

La situación ha llevado a que la Dirección General de Trabajo, çorgano dependiente de la Conselleria de Empleo, haya reforzado con 30 funcionarios de Labora su plantilla para atender todas las peticiones (son 40 en total). Este refuerzo, indicó el departamento en un comunicado, «tiene como objetivo poder seguir ofreciendo a las empresas, ciudadanía y a las personas trabajadoras, los servicios que esta dirección general viene prestando».

MÁS DE 31.000 EXPEDIENTES

Según los datos actualizados este lunes, entre el los trabajadores afectados por suspensiones de empleo en la Comunidad Valenciana ya ascienden a 187.294, correspondientes a 31.648 expedientes temporales. Entre el 12 y el 29 de marzo se solicitaron 285 expedientes para 30.487 empleados en la Dirección General de Trabajo, según los datos que facilita diariamente la Conselleria de Economía.En la Dirección Territorial de Valencia se han presentado 15.157 expedientes que afectan a 77.770 trabajadores; en la de Alicante son, hasta el momento, 12.454 para 61.892 personas; y en la de Castellón, 3.752 expedientes que engloban a 17.145 empleados.

El ERTE es un instrumento al que han recurrido la mayor parte de empresas de la región ante la situación de parón económico forzoso que se vive en España a raíz de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus,. Aún así hay voces, como la del presidente de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval), Vicente Lafuente, que aunque consideran que el instrumento de los despidos temporales del ERTE ha sido «una buena idea», advierten de que su tramitación para las pequeñas empresas, que carecen de personal, es «farragosa».

En este sentido, Lafuente señaló que «no puede ser que se acaben cerrando empresas por la complicada tramitación de los ERTE», sobre todo en aquellas actividades que ya iniciaron sus procedimientos con anterioridad al decreto publicado en elBoletín Oficial del Estado (BOE) el pasado domingo y que ordena paralizar cualquier acvtividad conómica que sea considerada como no esencial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies