HomeBarrido CríticoApuntes Críticos

Apuntes Críticos

Sube el IBI en Alfaz del Pí

El alcalde de Alfaz del Pi, Vicente Arques, ha decidido por su cuenta y sin avisar a los vecinos, aplicar subidas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que los pagadores han descubierto cuando les ha llegado el recibo. El culpable es el dron con el que el Ayuntamiento ha empezado a sobrevolar las propiedades del municipio para descubrir construcciones sin declarar como piscinas, barbacoas o cerramientos.

Así las cosas, algunos vecinos han visto como sus recibos de la contribución han llegado con algunos cientos de euros más que el año pasado.

Los populares de Alfaz del Pi dudan de la legalidad de la maniobra municipal que busca aumentar los ingresos.

De esta forma aseguran que «con las arcas municipales vacías, están pasando a los vecinos una subida que este año no será la única» y anuncian que «el próximo año se subirá mucho más el recibo en función del coeficiente de actualización que decida aplicar el alcalde, que varía entre 1,08 y 1,03».

Para los populares, el alcalde está intentando subir la contribución sin que los vecinos se den cuenta, como ya hicieron los socialistas con la basura.

Lo que es seguro es que con estas prácticas habrá un montón de cabreados.

  Anteas en Altea

El Ayuntamiento de Altea ha ganado en primera instancia su batalla contra la instalación de una antena de telefonía de 15 metros de altura en un edificio de la Avenida Jaume I que afecta la vista del casco histórico tradicional. La concejal de Urbanismo explica que el Ayuntamiento ha utilizado la única vía que puede, la urbanística, para argumentar en contra de la instalación, puesto que la legislación estatal da carta blanca a su proliferación.

En diciembre de 2016, la concejala de Urbanismo firmó un decreto para la restauración del orden urbanístico de esta antena, puesto que la instalación contravenía diferentes artículos de las normas del Plan General vigente. La empresa de telefonía interpuso recurso tanto contra ese decreto como contra la inadmisión de la licencia por declaración responsable, que es el procedimiento en el cual se acaba de dictar sentencia favorable al Ayuntamiento.

Los técnicos municipales cuestionaban las características de la antena que, de acuerdo con los informes emitidos, supera la altura máxima permitida por encima de la edificación –que es de 4 metros- y, además, afecta la visual del Núcleo Histórico Tradicional.

La sentencia no es firme y habrá que esperar la resolución del recurso presentado contra el procedimiento de restauración urbanística para poder hacer efectiva la demolición.

  Benidorm y su isla

El bar de la Isla de Benidorm puede tener sus días contados al no poder obtener la licencia por contravenir el edificio que ocupa la Ley de Costas. Ahora el Ayuntamiento podría autorizarlo pero en una construcción móvil, que obligaría al derribo del edificio que ocupa desde hace más de 50 años y que ha sido uno de los principales reclamos turísticos de Benidorm.

Desde el 2005 con el nuevo deslinde, este terreno pasó a ser de dominio público marítimo-terrestre. Asimismo, se incluyó dentro del Parque Natural de Serra Gelada, por lo que está protegido por la propia Conselleria de Medio Ambiente. Ahora la propietaria del bar se encuentra en un limbo legal.

Y es que, en ocasiones, los legisladores deberían contemplar excepciones en ciertas situaciones como es el caso, puesto que Benidorm y su isla no sería lo mismo sin su bar. O tal vez sí, si lo miramos con ojos de ecologistas. Vaya usted a saber.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies