HomeAlicanteAlicante: “Xàbia” El misterioso caso del expediente que se informa en dos días consecutivos y al tercer día tiene licencia.

Alicante: “Xàbia” El misterioso caso del expediente que se informa en dos días consecutivos y al tercer día tiene licencia.

Alicante: “Xàbia” El misterioso caso del expediente que se informa en dos días consecutivos y al tercer día tiene licencia.

El pleno del día 28 de febrero trae en su punto 3.22 la propuesta de declaración de lesividad de la concesión de licencia de la instalación hostelera en la última parcela sin edificar del segundo Montanyar.

La falta de criterio, el oportunismo político y la inexistencia de una dirección en el gobierno de Xàbia costará como precio la más que probable indemnización millonaria e incluso la autorización de la licencia de construcción de local hostelero en la última parcela sin edificar del segundo Montanyar.

El pasado 21 de agosto de 2018, la concejal de urbanismo – Isabel Bolufer – manifestaba en prensa; La licencia está ya otorgada. No hay marcha atrás. El único terreno virgen del Segon Muntanyar de Xàbia, situado en la Avenida Ultramar 69, pronto albergará un restaurante si no se producen cambios de última hora. Así lo ha confirmado a este periódico la concejala de Urbanismo, Isabel Bolufer, quien ha asegurado no haber tenido opción frente a los informes favorables de Costas.

“No estaba en nuestra mano, a no ser que el Ayuntamiento hubiese comprado en su día esa parcela. De la otra forma, siendo de un particular que tiene derecho, poco más podemos hacer”, ha enunciado Bolufer. Y es que la Ley de Costas de 1988 prohíbe las viviendas (posteriores a ese año) en la zona, pero permite el uso para fines hosteleros.

Manifestaciones que tenían su origen en un rocambolesco expediente administrativo que cuenta con curiosidades como el insólito caso de informar y otorgar una licencia en tes días. Curiosamente después de un año de la solicitud de la licencia del indicado local hostelero de repente de forma consecutiva se informa un 16 y 17 de julio sendos informes técnicos y al tercer día es decir el 18 de julio se otorga la licencia.

Los informes para otorgar la licencia podrían ser considerados como “ciencia infusa” al informar el proyecto favorablemente pero diciendo no al mismo tiempo.

La palabra favorable debió pesar más que el subrayado “advertencia; la licencia urbanística que se solicita quedaría en suspenso” para la concejal de urbanismo y decidió otorgar la licencia.

Otorgada la licencia el día 18 de Julio 2018, los vecinos del segundo Montanyar se movilizaron para expresar su malestar y muy probablemente para apercibir de que la licencia se había otorgado incorrectamente, lo que supuso un clásico del gobierno socialista municipal; la marcha atrás.

El proceso de marcha atrás es un sinfín de argumentos forzados para declarar la lesividad de la licencia y salvar los muebles de una licencia que no debió otorgarse.

El primero de los argumentos fue la creencia de haber encontrado el talón de Aquiles de la licencia otorgada; el pago extemporáneo de la tasa TAMU de la licencia (Cuando los mismos informes técnicos de fecha 17 de julio de 2018 aprueban provisionalmente la tasa y en ningún lugar hacen constar la falta del abono de la tasa como un incumplimiento para otorgar la licencia.)

El segundo no menos peregrino sobre la incompatibilidad del uso terciario – hostelero con el futuro plan general, por no considerarse en el futuro plan general el vial que transcurre por la parcela como red primaria, cuando en la fase actual del futuro plan general de Xàbia no regula los usos del suelo.

La conclusión del asunto, es más de lo mismo. Falta de criterio, de una dirección, incapacidad de gestión. Este expediente acabará costando mucho dinero a las arcas municipales de Jávea y los medios técnicos municipales se tienen que poner al servicio de la Ley, siendo claros desde el principio, cumpliendo los plazos y no dejándose llevar por las conveniencias políticas del momento.

El sistema de adopción de acuerdos por la conveniencia del momento está costando caos, incertidumbre e inseguridad jurídica; en un momento determinado se consideró incompatible la vivienda residencial de Xàbia como turística; vuelta al proceso de marcha atrás y ahora compatibilidad asegurada con las mismas leyes.Ahora estamos viviendo el asunto alcantarillado en suelo urbano, veremos cómo termina….

Mientras tanto expedientes como este los pagará el pueblo, ahora la declaración de lesividad no la determinará el Ayuntamiento, se resolverá un procedimiento judicial que considerará si es o no lesiva una licencia otorgada con sendos informes y visto bueno de la concejal del ramo. Quien va asumir responsabilidades? Quien va a pagar la indemnización? – Los de siempre; el pueblo de Xàbia.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies