15 C
lluvia de gran intensidad
Valencia
humidity: 94%
wind: 4 m/s WNW
H16 • L14
18 C
algo de nubes
Alicante
humidity: 68%
wind: 8 m/s E
H19 • L18
InicioEconomía50 vuelos menos al día en Palma de Mallorca por la caída de Thomas Cook

50 vuelos menos al día en Palma de Mallorca por la caída de Thomas Cook

El aeropuerto de Palma se arriesga a perder medio centenar de aviones diarios en temporada alta con la quiebra de Thomas Cook. Se confía en que otras compañías habrán absorbido esas conexiones en 2020

La caída de Thomas Cook se traducirá en 49 vuelos diarios menos en el aeropuerto de Palma durante los meses centrales de la temporada alta, julio y agosto. Ese es exactamente el volumen de tráfico aéreo que venía moviendo el turoperador británico y que ahora poderes públicos y privados de Baleares se afanan en intentar recuperar de una manera u otra, negociando con turoperadores y compañías aéreas que llenen el vacío ya de cara a la temporada que viene.

Ese medio centenar de aviones al día suponen un 5,4% del total que aterriza en Son Sant Joan en esos meses (909). Los vuelos afectados se corresponden concretamente con 30 aviones procedentes de Alemania el 11,5%, 11 de Reino Unido y otros 8 de países nórdicos.

En 2018, el grupo asumió la llegada de 1.025.208 pasajeros al aeropuerto de Palma el 7,3% del total, según cálculos realizados desde la Fundació Impulsa Balears.

Se trata de cifras que dan buena cuenta del peso específico que tenía el gigante británico en el mercado turístico balear. El conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, ya informaba el pasado jueves de que su quiebra iba a suponer la pérdida de 25.000 turistas solo en el mes de octubre para el aeropuerto de Palma.

Cada día que pasa depara nuevos datos que permiten esbozar la importancia de Thomas Cook en el movimiento aeroportuario. Aena canceló ayer un total de 21 vuelos programados entre salidas y llegadas en los aeropuertos de Baleares. En concreto, fueron cancelados 14 vuelos en Menorca, seis en Mallorca y uno en Ibiza.

Aunque el margen de maniobra para la temporada turística actual -que se va a despedir ya con un cierre casi catastófico- es prácticamente nulo, la confianza en las posibilidades de recomponer el tablero de juego de cara al año que viene es plena.

De esa manera, se están avanzando conversaciones para encontrar actores interesados en cubrir ese hueco ofreciendo garantías para ellos. TUI, uno de los grandes beneficiados -si no el que más- de la quiebra de su principal competidor, va a ser inevitable protagonista de las reestructuraciones que se tienen que ir definiendo en los próximos meses. También Alltours o Jet2 Holidays, así como aerolíneas low cost como Ryanair o Easyjet. Estas últimas compañías concretamente se han mostrado interesadas en hacerse con los slots -y no con las aerolíneas- de Thomas Cook, es decir, las franjas reservadas en los aeropuertos para despegues y aterrizajes.

El propio director de la Fundació Impulsa Balears, Antoni Riera, es uno de los que creen en la viabilidad de la reestructuración aérea a medio plazo, igual que en la «capacidad de absorción» de las «tensiones a corto plazo» que tiene el tejido empresarial balear.

La lucha por que la conectividad aérea se resienta lo mínimo posible tras la caída de Thomas Cook y sus filiales ha sido una de las reivindicaciones clave del sector turístico estos días, especialmente de los hoteleros, que han propuesto incluso la supresión temporal de las tasas aeroportuarias como medida de urgencia.

La salvación momentánea de la aerolínea Condor, a flote gracia a una inyección de 380 millones de euros del Gobierno alemán, ha sido una de las pocas buenas noticias de la semana, y vital en todo caso para no lacerar aún más la conectividad aérea.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies